Equipos de hostelería: freidoras

Las freidoras industriales son una herramienta muy práctica y útil en el sector de la hostelería. Hay diversos tipos en función del uso que se le da. Además, se pueden dividir en freidoras a gas o eléctricas. Las primeras suelen ser más económicas que las segundas. Elegir una u otra depende del uso que le demos, es decir, si la freidora va a estar bastante tiempo encendida y en funcionamiento es más recomendable la eléctrica, pues el gasto económico en cuanto a energía es menor que el de gas. En cambio, si le vamos a dar un uso intermitente son aconsejables las freidoras a gas. Además, también existen las freidoras de infrarrojos o de convección, pero son bastante caras y menos comunes.

Estas freidoras industriales tienen la capacidad de freír grandes cantidades de alimentos y sus usos pueden ser variados. Encontramos en el mercado freidoras de distintas capacidades, en función del uso, la capacidad y del tipo de comida que se freirá.

Estos equipos han mejorado su rendimiento y eficiencia (así como sus capacidades y funciones) gracias a los avances en los sistemas y mecanismos de éstas. Además, han desarrollado diversos dispositivos y técnicas que facilitan a los cocineros de la hostelería su trabajo.

Hay muchas empresas especializadas que se dedican a la comercialización de las freidoras donde hay un amplio abanico de variedades, modelos, tamaños, materiales y precios. Además, ofrecen, generalmente, diversas formas de pago a los clientes para facilitar su adquisición.

Los hosteleros que compran freidoras industriales siempre deben comparar, pues los precios son muy variados en el mercado en función de la tienda y de las características de la maquinaria. En Internet podemos encontrar todo tipo de freidoras que presentan sus características para el usuario. Además, ha crecido la venta de freidoras industriales de segunda mano, pues al ser más económicas que una nueva muchos aprovechan la oportunidad.

Además, en cualquier cocina la limpieza y la esterilización de ésta debe ser una de las prioridades para la calidad de la maquinaria y de la comida. Mantener una cocina en orden requiere su trabajo pero es totalmente necesario para evitar infecciones e intoxicaciones. La higiene es fundamental, el proceso de elaboración, procesamiento y comercialización están regulados y controlados para evitar cualquier tipo de incidencia.

Con la maquinaria de cocina se deben establecer una serie de medidas y pautas para contribuir a la prevención de cualquier tipo de riesgo tanto para el cocinero como para el consumidor. También es relevante la formación del trabajador así como sus conocimientos para con la maquinaria. Conocer las normativas de seguridad e higiene es indispensable.

Antes de iniciar un negocio de hostelería se deben tener en cuenta diversos puntos: personal cualificado, objetivos, maquinaria… A la hora de adquirir una freidora industrial debemos ser conscientes de la inversión y de los beneficios, en función del tipo de freidora. Es de gran importancia tener una freidora industrial de calidad para garantizar el éxito de su funcionamiento y uso, pues es una pieza fundamental y básica en el sector hostelero.

Comments are closed.