Ventajas lavandería industrial frente tradicional

Si tenemos un negocio que requiera una limpieza constante de ropa, quizá nos hayamos planteado alguna vez el hecho de contratar los servicios de una lavandería industrial. Normalmente esto pasa cuando regentamos restaurantes, hoteles, bares o centros sanitarios como hospitales o geriátricos. Y es que claro, estos servicios (lavanderia industrial) nos pueden sacar de bastantes apuros y, sobre todo, reducir al máximo nuestro tiempo para ello.

¿Qué ventajas se obtienen?

Hay varias ventajas si lo comparamos con los servicios de lavandería tradicional, pero citaremos los tres más importantes:

  • En primer lugar el ahorro de tiempo que supone. Cuando se decide limpiar de forma particular se pierde mucho tiempo: coger, lavar, planchar, volver a poner… además de todo el tiempo que dura el lavado. Esto supone unas horas que muchas veces no se tienen, ya que el día a día laboral se nos puede comer bastante. En cambio, si lo confías a una empresa especializada, la cosa ya cambia: ellos están acostumbrados y se dedican principalmente a ello, por lo que tú solo te tendrás que preocupar de marcarles el punto de recogida y el punto de entrega. Por lo demás solo tienes que preocupare de otras cosas, ya que puedes estar seguro que la ropa te llegará bien.
  • El gasto se reduce: si, como lo oyes. Aunque al principio cueste de ver (no son pocas las empresas que lavan ellos mismos para ahorrar costes) a la larga se puede ver fácilmente que se trata de un ahorro. Normalmente la externalización de este servicio no suele ser muy costosa, pero sí que lo es el hecho de lavar uno mismo: tienes que tener una persona responsable de ello, gastas la electricidad que supone el hecho de meter tantas lavadoras, gastas en productos limpiadores, etc. Haz cálculos y verás que a la larga te supone mejor resultado derivarlo a una empresa externa.
  • Calidad: este último y tercer motivo no es menos importante que el resto: ¿quieres tener tu ropa limpia? Pues confía en expertos. Tanto en hoteles, como restaurantes o centros sanitarios, lo que se busca es siempre una limpieza absoluta. Es más, en el caso de los centros sanitarios ya no es una simple cuestión de estética sino también de salud e higiene. Cuando se lava de forma tradicional, muchas de estas cosas se pueden pasar por alto. En cambio, las lavanderías industriales tiene suficiente potencia como para hacerse cargo de todos estos detalles. Están acostumbrados a este tipo de productos y tienen maquinaria suficiente para ello.

Confía siempre en empresas que tengan buenos resultados y que te puedan asegurar que te entregaran la ropa en el tiempo previsto. Lo que puedes hacer es buscar información sobre diferentes empresas en Internet, y ver cuales tienen mejores opiniones. Esto siempre funciona y te puede ayudar a decir (mírate también otras variables, como el precio o la distancia, ya que si se encuentran muy lejos de donde estás, quizá no te sirvan).

Comments are closed.